Mamá, cinéfila y melómana

Por Javier Freyria

De los detalles que recuerdo con más cariño de mi Mamá, está haberme compartido su buen gusto por la música y el cine.

Hoy, a unas semanas de su partida física , quiero recordar algunos de estos momentos, mágicos e inolvidables.

De niño eran películas clásicas y musicales, que veíamos en cines de programas dobles, como el Estrella, Roxy, Majestic, Opera, Lux y otros.  

En particular recuerdo «Rapsodia» , filmada en 1954, Donde, además de la belleza de Elizabeth Taylor (1932-2011), me encontré con la magia de la música clásica. 

Así fueron los Conciertos, para violín de Tchaikovsky y, para piano número dos, de Rachmaninoff, que se escuchan en la película,  donde se despertó mi gusto por la buena música.

Rapsodia de Charles Vidor (1900-1959), es una historia donde el amor de la bellísima Taylor se debate entre dos contrincantes : el violinista, interpretado por Vittorio Gassman (1922-2000) y el pianista, que protagonizó John Ericson (1926-2020).

A Mamá también le gustaba la Ópera y, gracias al cine,  me inicio en el gusto por este género con  películas como El Gran Caruso (1951), que protagonizaron Mario Lanza (1921-1959) y Ann Blyth (1928).

Así como la versión cinematográfica de la Ópera de Verdi, La Traviata, (1967) que interpretó la soprano Anna Moffo (1932-2006)

Otra película musical inolvidable, que vimos juntos fue Un Hombre y Una Mujer, (1966) de Claude Lelouch (1937) y con música de Francis Lai (1932-2018). Ahí vivimos en la pantalla un romance, entre dos viudos: Anna y Jean Louis

A Mamá , no le era indiferente el cine de arte, esas películas en blanco y negro que motivan el espíritu. Cuando tuve edad suficiente,  vimos juntos la película de Federico Fellini (1920-1993) Ocho y Medio (1963).En esta cinta, no sólo es el talento del Director y actores sino la música inolvidable de Nino Rota

Recuerdo en particular,  una escena dónde un mago ilusionista, lee la mente de Guido, que interpreta Marcelo Mastroianni (1924-1996) y lo lleva a recordar su infancia. 

No sólo disfruté mucho esta película, junto a Mamá, también escuche sus puntos de vista psicológicos, acerca de lo que cada personaje representaba. Esta película me ha marcado tanto que a la fecha la he vuelto a ver varias veces y, cada vez, descubro algo nuevo en ella, o tal vez la historia me recuerda algo de mi vida.

Aunque Mamá nos dejó físicamente, me doy cuenta que, mientras existan estas películas y otros films y música que compartimos juntos, seguiré recordando a esta Señora, amiga, confidente y cinéfila que seguirá viva, por siempre en mi corazón. 

A María del Socorro, mi Mamá

PUBLICADA en el Podcast, Hablando Solo, de Anchor, el día 5 de Octubre de 2021

Videos: You Tube

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s